Hábitos en personas emocionalmente inteligentes


Si alguna vez has tenido una charla con una persona que parecía tenerte atrapado, probablemente ese alguien tenía una alta inteligencia emocional. Estas personas tienen algunas habilidades, ya convertidas en hábitos, que les permiten aprovechar al máximo las experiencias propias y ajenas, y como resultado tener una mente abierta y unos dotes trabajados para comprender al otro. Lo que hoy ha sido bautizado por los expertos como inteligencia emocional. Pero, ¿qué es esto realmente?

La inteligencia emocional es la capacidad de entender lo que otras personas están diciendo y cómo lo que están diciendo les está afectando emocionalmente. Es ser capaz de percibir con precisión cómo se siente una persona, y ser capaz de actuar sobre ese conocimiento de manera prosocial.

Desde Youth Camp mantenemos que la inteligencia emocional se puede desarrollar, aunque algunas personas nacen con un mayor grado de forma natural. No obstante, nosotros, como escuela especialista en adolescentes que potencia el autoconocimiento, la inteligencia emocional y relacional, destacamos que es entre los 12 y los 17 años cuando ésta más se puede desarrollar. Para ellos, tenemos estasformaciones especiales.

10 HABITOS DE LAS PERSONAS EMOCIONALMENTE INTELIGENTES

  1. Practicar la escucha activa. En lugar de esperar su turno para hablar, las personas emocionalmente inteligentes realmente escuchan lo que otros están diciendo. Se centran en la persona con la que están hablando, asimismo muestran que están escuchando y responden con entusiasmo.
  2. Encontrar un punto en común. Incluso si no están de acuerdo, una persona emocionalmente inteligente hará todo lo posible por tener una conversación civilizada sin cometer el error de alterarse. Este tipo de personas entiende que nadie quiere sentirse como un perdedor en una discusión, por lo que se esfuerzan por ser justos en sus valoraciones y determinaciones, y no emitir juicios de valor.
  3. Leer entrelíneas. Una característica de las personas emocionalmente inteligentes es que pueden leer entrelíneas lo que no se expresa con palabras e interpretar correctamente las emociones subyacentes. Es importante destacar que estas personas saben ponerse en el lugar de la otra persona, algo que les ayuda enormemente a ver todos los puntos de vista.
  4. La paciencia, la mejor aliada. En situaciones en las que podemos sentirnos frustrados o irritados, las personas emocionalmente inteligentes tienen la habilidad de mantenerse tranquilos bajo presión. Esto les permite procesar sus pensamientos con detenimiento antes de tomar cualquier decisión
  5. Apostar por conocerse a sí mismos. Es posible detectar la inteligencia emocional en otros simplemente por la forma en que se comportan. Generalmente estas personas son conscientes de la forma en que hablan y actúan como si vieran la conversación desde fuera. Al hacerlo son capaces de cambiar el tono y la forma en la que se dirigen a sus interlocutores ganando así confianza y firmeza.
  6. Mantener la mente abierta. Lejos de estar estancados en su forma de ver las cosas, las personas emocionalmente inteligentes se esfuerzan por tener una mentalidad abierta y están interesadas en conocer nuevas personas y enfrentarse a nuevas situaciones.
  7. La positividad, su bandera. Parte de mantener una perspectiva saludable es adquirir el hábito de buscar el lado positivo, incluso cuando otras personas no pueden. Un individuo que es positivo quiere mejorar y hacer bien las cosas. No deja que el peso del mundo lo deprima o lo reprima. Y las personas emocionalmente inteligentes son conscientes de ello.
  8. Ávidos lectores del lenguaje corporal. Las personas emocionalmente inteligentes son muy empáticas, es decir, son capaces de ponerse en el lugar del otro para comprender de forma profunda aquello que están sintiendo.
  9. Reguladores de sus propias emociones. Aquellos que son emocionalmente inteligentes saben cómo manejar sus emociones negativas para que no sean canalizadas de manera destructiva.
  10. La defensa no es una opción. Este tipo de personas nunca se muestran a la defensiva. Ellos son capaces de validar los puntos de vista de todas las personas, incluso cuando su postura es contraria a sus pensamientos. Los emocionalmente inteligentes se mantienen firmes, mientras expresan sus posturas de forma asertiva.