RESPETO Y DIGNIDAD

“Cuando me tengo Respeto a mí misma puedo respetar a los otros”.

El Respeto hacia los otros es reconocerlos, valorarlos, apreciarlos y darles un espacio para expresar libremente lo que piensan y sienten, sin juicio.

Respetarme a mí es considerar que soy digna de mí misma, que merezco valorarme y quererme como soy, sin juzgarme. 

Qué bien suena esto!! de hecho que bien me hace sentir cuando lo digo, lo voy a repetir

“Respetarme es considerar que soy digna de mi misma, que merezco valorarme y quererme como soy, sin juzgarme”

Cuando me respeto, me valoro y me siento digna de mí, soy capaz de respetar, valorar y considerar dignos a los otros y desde aquí las relaciones son de aprecio y de construcción.

Me engancha la palabra Dignidad, tiene que ver con la cualidad de ser digna, de ser merecedora, valiosa con honor.. y si me centro y pienso en todo ello, es casi épico y no solo ocurre en las grandes hazañas, sino que mi vida y tu vida está llena de pequeñas hazañas que vamos superando y de las cuales también nos podemos sentir dignas.

Si pienso en mi propia dignidad como algo innato, positivo, que merezco siento que fomento mi sensación de plenitud y refuerza mi personalidad y autoestima.